lunes, 6 de diciembre de 2010

Apenas un año. PODER CIUDADANO.

Algunos, no todos, tenemos un sueño. De esos, algunos, no todos, hacen (hacemos) algo para alcanzar esa ilusión. Todavía más. De los que persiguen una quimera, la inmensa mayoría se espantan al primer trueno y arrían sus velas. Son pocos, muy pocos los que sabiendo lo escarpado del camino, lo difícil de la cuesta, insisten en avanzar y asumen los riesgos.

He buscado yo mismo mi sueño y he proseguido en el intento. Sé, perfectamente, que no es fácil, que las cosas no se dan a la primera y que si quieres gozar un triunfo, debes conocer primero, el sabor de la derrota, de la desesperanza y la pena de ver tus ilusiones truncas. Eso es lo que le da sabor a la vida.

Hoy PODER CIUDADANO llega a su primer año de vida y como su muy orgulloso colaborador, me siento satisfecho de lo hasta ahora logrado y por supuesto, seguro que los retos son cada día mayores.

Pero también estoy seguro que la gente que dirige PODER CIUDADANO, los que están al frente, los que escriben y los que arman el periódico, todos, el equipo, son (somos) gente comprometida, que tenemos pasión por lo que hacemos, lo más profesional que se puede, que se han armado de gente buena, de gente que busca el bien común y por supuesto, que trata de darle poder al ciudadano, de darle valor a la gente, que Usted y yo seamos los que verdaderamente tengamos voz y voto en nuestra patria.

La Ciudad del Constituyente, la que se muestra orgullosa de sus leyendas y su pasado, la que luce su gente y sus plazas, ahora es también líder en lo moderno, en lo de avanzada, en lo que apenas empieza a ser en otras partes, Querétaro ya lo tiene.

Y tiene un medio de comunicación impreso, como siempre, que ahora es también virtual y llega a todas partes. Un medio que se adelantó a su época, que demostró que sólo basta que exista alguien con una visión, con un sueño, con una ilusión y claro, que se tenga la paciencia, el método y la constancia para convertir el sueño en compromiso y luego, en realidades.

PODER CIUDADANO es emblema de Querétaro en tan sólo un año. Es un periódico “de peso”, tanto en sentido literal como en sentido figurado, pues su línea editorial ya tiene peso específico y ya empieza a marcar directrices.

Vamos, ya tiene nombre y presencia en la aldea global. Ya existe. Y el mérito es de todos los que intervienen, desde el que abre la puerta hasta aquél que desde atrás de la puerta manda. Todos. Y ese es el mérito. Que es una empresa de todos. Una empresa de peso.

Desde mi trinchera, desde mis sueños que se van tornando en realidades, como escribir en PODER CIUDADANO, envío a toda la familia periodística, mi más cálida felicitación. No es un lugar común. Es la expresión de afecto y respeto de alguien que sabe que lo que han logrado, vale la pena.

Cumplir un año como empresa viva, un año de hacer las cosas bien, significa haber sacrificado muchas cosas, desde tiempos hasta salud, desde pesos hasta familia. Implica todo pero el resultado está a la vista, lo tiene en sus manos, es suyo: Una nueva edición de PODER CIUDADANO.

Créame, convertir los sueños, las quimeras, las ilusiones en realidad cuesta mucho, mucho, tanto, que la gente abandona su ilusión para vivir en una realidad palpable, sin ilusiones.

PODER CIUDADANO es ejemplo de que un sueño un día, puede ser realidad. Ese día llegó, cumplió hoy un año y sólo nos resta desearle larga vida, larga y venturosa vida.

Que los abrojos del camino no lastimen al viandante. Que siempre pueda hacerlos a un lado. Nada más, pero nada menos les deseo. ¡Felicidades!

Me gustaría conocer su opinión.

Vale la pena.

José Manuel Gómez Porchini.



Nota publicada en http://www.poderciudadano.org.mx/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada