miércoles, 14 de julio de 2010

Resultados de la elección.


Domingo cuatro de julio de 2010. Elecciones en muchos estados. La gente, con un sueño a flor de piel y con la ilusión puesta en sus candidatos. El problema, es que no todos van a ganar. Unos tienen que perder.

Sin embargo, he visto con una gran tristeza que no hay la voluntad de aceptar que otro ganó. He visto, en redes sociales, que cuando gana su candidato, la elección fue limpia. Si pierde a quien le iban, los robaron, son unos atracadores, los que votaron por mi contrario están mal, la gente no sabe para qué vota, que mal los que no votan por mí…

Sigue siendo parte de la idiosincrasia de los mexicanos no saber aceptar la derrota. No entender que si perdemos, es porque el otro hizo las cosas de mejor manera que nosotros. Es así de fácil. La culpa es de cada uno, es de cada quien, no de cuestiones externas.

Tuve la fortuna de ver, de cerca, los afanes de varios candidatos. Vi unos, preocupados, afanosos, ocupados en su lucha, con logística y con lo mejor de tecnología. Vi otros, que sólo se ocuparon de comprar unas gorras y si acaso, unas camisetas y su oferta política se centró en decir: vamos a quitar a esos ladrones.

Lo que no dijeron es que querían ponerse ellos, es decir, otros ladrones. Cuando uno ofende, como si fuera boomerang las palabras se regresan, casi en automático. Si ensalzas, te ensalzan. Si humillas, te humillan. Si ofendes, te ofenden. Así de simple.

Muchos de los candidatos se dedicaron a proferir insultos contra sus adversarios, como si la gente les fuera a creer. El resultado es que la gente los identifica con las palabras que usaron y por ende, les llaman como ellos quisieron ofender a sus contrarios. Ese es el peor castigo.

Y ahora, ya están dando las constancias de mayoría. Ya ganó uno de los candidatos en cada lugar… pero son más los candidatos que perdieron que los que ganaron.

Sin embargo, por México, los candidatos que perdieron y sus seguidores, deberían sumarse a los esfuerzos de los que ganaron. Sumarse a luchar por México como país, no como botín. Por el México que queremos legarle a nuestros hijos.

Me gustaría conocer su opinión.

Vale la pena.

José Manuel Gómez Porchini.
Comentarios: jmgomezporchini@gmail.com
http://www.mexicodebesaliradelante.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada