viernes, 21 de agosto de 2009

Casa Blanca. Reformas en Salud.

En la cada vez más popular supercarretera de la información mejor llamada la red de redes o internet, apareció el día 19 de agosto de 2009 la siguiente noticia:

Casa Blanca: Obama sigue apegado a metas en reforma de salud
WASHINGTON (AP) - El gobierno del presidente Barack Obama no ha modificado sus metas sobre la reforma de salud ni se ha alejado de una opción de seguro público operada por el gobierno, insistió el martes el vocero de la Casa Blanca, Robert Gibbs.
En un encuentro matutino con los reporteros, Gibbs dijo que son exagerados los reportes que sugieren que el gobierno está dispuesto a abandonar la opción pública mientras busca sacar adelante la reforma de salud.
Esos reportes comenzaron después de que la secretaria de Salud y Servicios Humanos, Kathleen Sebelius, pareció sugerir que el presidente estaba abierto a las cooperativas de salud como una alternativa.
Gibbs dijo que no hay intención de sugerir un cambio en las políticas.

http://mx.news.yahoo.com/s/ap/090819/eeuu/amn_med_obama_salud

Lo que está discutiéndose en Estados Unidos por el Presidente Obama y su gobierno, es la posibilidad de otorgar un seguro público de salud operado por el gobierno, es decir, algo más o menos similar a lo que aquí en México conocemos como Instituto Mexicano del Seguro Social o IMSS.

Si no lo logran, parece ser que irán por un modelo fincado en cooperativas de salud para otorgar el servicio.

Lo cierto es que allá, los estadounidenses no gozan de un sistema de salud como lo conocemos aquí, pues lo que tienen son sistemas privados que cuestan muy caros y en los que han encontrado innumerables fraudes.

Es decir, si el país más poderoso del mundo está sufriendo para atender la seguridad social de sus pobladores, ¿qué les dejan a los demás?

Sin embargo, sí existe una forma de lograrlo y todo es cuestión de tener un poco de imaginación.

En México, el Secretario Carstens de Hacienda declaró que “el hoyo en las finanzas requiere atención”, lo que en buen cristiano quiere decir que tenemos un problema grave y al parecer, la forma de afrontarlo es utilizando el dinero de los fondos de pensiones de los estados, lo que obviamente, sólo contribuiría a crear más caos.

Por eso, desde este espacio me permito someter a consideración de nuestras autoridades, una forma de lograr, de entrada, un ingreso fiscal superior a ciento ochenta mil millones de pesos el primer año, acumulables y que fomentarían el gasto interno, el ahorro del país, desalentaría al comercio informal, provocaría una mejor y mucho más eficiente supervisión del pago de IVA y tendría además, como consecuencia directa, otorgar seguridad social a la totalidad de la población.

Es decir, la cobertura en salud que actualmente los americanos no logran en su país, México está en posibilidad de ofrecerla tan pronto como se tome la decisión, con los fondos necesarios para tal efecto, sin esfuerzo fiscal y sin disponer de un solo peso de lo ya presupuestado.

Lo único que se requiere es la voluntad política de querer trascender como el mejor y demostrar que un instrumento jurídico puede ser la palanca necesaria para lograr ese cambio.

Si se determina que una parte del IVA que se cubre en cada operación se destine a una cuenta de ahorros propiedad de la persona que haga la compra, que le servirá para soportar su propia pensión y servicio médico, habremos de incrementar la recaudación por IVA a niveles muy superiores a lo que actualmente se reconocen oficialmente como evasión y elusión, es decir, más allá de los ciento cincuenta mil millones de pesos, más que suficientes para brindar la protección en salud anhelada.

Vamos, a la propia gente le interesaría el IVA en alimentos y medicinas pues obtendría un mayor porcentaje de ahorro para su pensión, con independencia de que podría disponer cada año, de hasta el veinticinco por ciento de lo ahorrado, sin restricción alguna, pues es dinero del propio titular.

Así se garantizaría que las mujeres solas tengan la suficiencia económica necesaria para poder subsistir, sin necesidad de soportar a alguien que las esté golpeando.

También, se podrían otorgar becas a los jóvenes para que puedan estudiar, becas que podrían incluir, además de los pagos de las escuelas y universidades, lo suficiente para que puedan tener novia o novio, según sea el caso y no se vean forzados a dejar sus estudios por no tener para el camión y esos pequeños gastos que existen y que actualmente ninguna beca cubre.

Es cuestión de pensarle un poco.

Es cuestión de querer.

Es por México.

Vale la pena.

Me gustaría conocer su opinión.

José Manuel Gómez Porchini

Comentarios: jmgomezporchini@gmail.com
http://mexicodebesaliradelante.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada