domingo, 7 de noviembre de 2010

Seguridad Social Sustentable.


Siguiendo al Maestro Gustavo Arce Cano, estimamos que la Seguridad Social es un asunto que compete al Estado como ente encargado de velar por los ciudadanos y por lo tanto, al Estado corresponde allegarse los medios para soportar el costo que representa brindar pensiones, servicio médico y todos y cada uno de los demás componentes de la actual seguridad social, mucho más amplia que lo anteriormente conocido.

Sin embargo, el Estado moderno cada día parece ser más ineficiente a la hora de recaudar impuestos, su principal fuente de ingresos y en consecuencia, cada vez cuenta con menos recursos, a pesar de que paradójicamente, tenga más dinero. Crecen las necesidades, aumentan los usuarios y baja la captación. Por eso, el pilar de la recaudación para seguridad social, el Instituto Mexicano del Seguro Social, disminuido cada día más, se torna agresivo, feroz y hasta grosero en sus cobros, sin que por ello logre su cometido de juntar dinero.

Ahora, la respuesta puede estar en la propia ciudadanía. ¿Cómo lograr que sea financieramente sustentable nuestra seguridad social? Fácil, muy fácil. Brindándoles a las personas la posibilidad de juntar dinero, de ahorrar a lo largo de su vida mediante un mecanismo que permita, a cada uno, ir construyendo ahorro en base al gasto que realiza, con independencia de lo que origine con motivo de una relación laboral formal.

En la actualidad, sólo quien cuenta con un empleo formal puede tener acceso a un sistema de seguridad social. Quien trabaje por su cuenta, como profesional independiente, como lo que ahora se denomina “comercio informal” y muchos otros ejemplos, carecen de dicha relación formal y por ende, no son sujetos a las prestaciones de seguridad social.

Sin embargo, no existe obligación de ninguna índole de que sólo quien cuente con un empleo formal pueda tener acceso a pensión. Válidamente, puede crearse y es lo que se propone, se establezca una forma distinta de seguridad social ya no soportada por el pago derivado de una relación laboral formal, si no, que sea destinando el equivalente a tres puntos de IVA a volver autosuficiente el sistema de seguridad social en México.

El propio gobierno acepta, admite y reconoce que existen evasión y elusión fiscales del orden de un cuarenta por ciento de lo que se capta, es decir, si logra recaudar seiscientos mil millones, tendrá reconocida una fuga de doscientos cuarenta mil millones de pesos por concepto de IVA que no es capaz de hacer llegar a las arcas oficiales.

En el momento en que la población en general tome conciencia de que sus gastos, si se registran mediante una tarjeta electrónica que permita la certeza de operaciones con IVA, la misma población será la primera interesada en hacer que el vendedor le acredite en la cuenta creada a nombre de cada uno, ese equivalente de tres puntos de IVA, lo que permitirá tener un ahorro interno de más de ciento ochenta mil millones de pesos, si atendemos la información oficial de que cada punto de IVA importa alrededor de sesenta mil millones de pesos, pesos más, pesos menos.

En consecuencia, habremos logrado ahorro interno y lo mejor, habremos logrado tornar sustentable, por sí y ante sí, un sistema de pensiones basado en el gasto, no como actualmente ocurre, que atienden a la relación laboral formal.

Si logramos hacer que cada uno sea titular de su propia seguridad social, si logramos que México sea el primer país del mundo en brindar seguridad social universal, que válidamente puede incluir seguro de desempleo, pensión a los adultos mayores y a los que sufren pérdida de la capacidad de ganancia, apoyo para adquisición de vivienda, estímulos para estudiar y cambiar el futuro de nuestros jóvenes por uno mucho mejor, habremos logrado la diferencia que hemos venido buscando hace mucho.

Podremos decir que el destino de nuestros esfuerzos, VALE LA PENA.

Me gustaría conocer su opinión.

José Manuel Gómez Porchini

Comentarios: jmgomezporchini@gmail.com

http://mexicodebesaliradelante.blogspot.com/



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada