lunes, 2 de julio de 2012

Que el compromiso sea la educación



Ha terminado la contienda política. Ya debe haber un ganador que representa a la fuerza política que va a gobernar el país los próximos seis años. Bueno o malo, con los defectos que usted quiera, pero ya un partido político y su candidato lograron el triunfo en las urnas.

Lo que sigue, lo que se impone, es que el compromiso sea la educación. México debe salir adelante y para lograrlo ha de buscar la forma que le permita hacerlo de manera que todos sus hijos tengan acceso a los beneficios de la educación para tener un mejor país.

Para conocer la diferencia entre lo bueno y lo malo, entre lo que sirve y lo que hace daño, se requiere conocimiento y ya con él, tener la posibilidad de pensar para poder elegir. No basta con saber qué es bueno y qué es malo. Se requiere además, la capacidad de discernir para poder tomar lo que sirve para cada uno de nosotros.

Lo que le falta a México es la posibilidad de conocer lo que tiene a su alcance para elegir lo que le sirve, lo que es bueno para cada uno.

Y ese ha de ser el compromiso del nuevo gobierno de México: llevar la educación, el conocimiento, el saber, la capacidad de pensar hasta el último rincón del país, hacer que la cultura y todo lo que lleva implícito el pensar y el pensamiento, estén disponibles para todos los mexicanos.

Que nunca más un hombre de nuestra patria deba abandonar los estudios por falta de dinero. Que el gobierno entienda que es mucho más cara la falta de educación, de pensamiento, que la falta de dinero. Que los bienes de consumo que buscan vender las grandes tiendas, muchas veces no son necesarios para hacer la vida pero sí, la posibilidad de pensar.

Cuando los mexicanos hayamos entendido que solamente con un pensamiento claro, con la capacidad de elegir nacida del conocimiento de causa que produce la educación en todas sus modalidades, entonces y solo entonces, nuestra patria podrá buscar y soñar con nuevos derroteros, con horizontes más amplios, con mejores posibilidades de vida.

Hoy, que una contienda electoral ha dejado en claro que la falta de educación es motivo para que tanto los votantes como los candidatos no estén a la altura de lo que debe ser, hago votos porque en el futuro, México sea una mucho mejor nación, en la que las decisiones que a todos conciernen, se adopten precisamente entre todos y no por una camarilla que determina quién ha de gobernar.

Por nuestros hijos y su futuro, los invito a pensar en educación. En todo lo que podría ser México si tuviera una sociedad más culta, instruida y educada.

Me gustaría conocer su opinión.

Vale la pena.

Mtro. José Manuel Gómez Porchini.
Calmécac Asesores Profesionales S.C.
Director General

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada