domingo, 20 de marzo de 2011

Comentarios a la Educación Basada en Competencias (EBC).

Para manejar la Educación Basada en Competencias, debemos hacernos una serie de preguntas que nos permitan ubicar la realidad en la que estamos.

Hoy presento a Usted, mi amable lector, sólo algunas preguntas que han surgido en clase y que trato de compartir con Usted, pues las respuestas son de mi autoría.

1. ¿Qué cambios debemos operar en el aula para consolidar el enfoque EBC desde nuestra práctica docente?

Los cambios a operar en el aula deben empezar por lo que atinadamente señala (Argudín Vázquez, 2001), cuando establece en el texto:

  • Los avances de la investigación de punta indican que actualmente el proyecto educativo establece que la obtención de las metas radica en el conocimiento de la disciplina, el desarrollo de las habilidades, las competencias de desempeño o de producción y la madurez de los hábitos mentales y de conducta que se relacionen con los valores universales y con los de la misma disciplina.

Se debe integrar la tecnología de punta en el manejo de la práctica docente para ir acordes a los tiempos nuevos que maneja la EBC. El problema estriba en que la realidad social de nuestro México no es la que pudiera ser ideal, pues el alumno carece de los requerimientos tecnológicos básicos para competir, ya que la computadora, la conexión a internet y todo lo que representa la avanzada tecnológica, está aún muy lejos de los hogares mexicanos promedio. Los valores, la honestidad, la congruencia, el respeto que se deben mostrar ante el alumno, el maestro los pierde al no tener una seguridad en su propio empleo, lo que es la constante en las escuelas oficiales y particulares en México. Es la realidad, no la estadística extranjera.

2. ¿Qué contradicciones presenta el currículo de educación básica? ¿Cómo retomar lo básico de este currículo?
Al tener oportunidad de conocer el texto de César Coll, referente a lo básico de la educación básica, encontramos que plantea un problema al parecer sin solución: la contradicción entre la necesidad de la escuela y los maestros de enseñar gran cantidad de contenidos al alumno y la idea de éste de que lo que le muestran no tiene sentido para él.

Así se desprende del siguiente texto:

  • …todo indica también que en el currículo actual hay un exceso de contenidos y que quizás algunos de ellos no deberían formar parte del mismo. Parece pues, bastante evidente que para hacer frente a las nuevas necesidades de aprendizaje y de formación de las personas en nuestra sociedad, ya no basta con acometer un proceso de revisión y actualización del currículo que se limite a incorporar nuevos contenidos y nuevas competencias; sino que es necesario además cuestionar la idoneidad y la necesidad de los contenidos actualmente incluidos en él (Coll, 2006).

Encontrar cuáles de los contenidos son los idóneos y cuáles son de los que se puede prescindir, es el reto a la nueva generación de maestros, a quienes ahora tratan de encontrar la forma de retomar lo básico de la educación básica.

3. ¿Cómo podríamos incorporar los mapas de progreso en nuestra práctica docente?

Partiendo de que los mapas de progreso iniciaron en Chile en el año 2006 y que constituyen una herramienta que les permite conocer la forma en que se ha desarrollado la educación en ese país, la forma de aplicarlos en México es buscando el desarrollo tecnológico que permita dar un seguimiento similar a lo que allá se hace.

De igual modo, el Maestro en lo particular, puede ir creando sus propios mapas para aplicarlos en sus alumnos, a guisa de control de avances, lo que de algún modo muchos maestros ya hacemos.

4. Desde Perrenoud o de Zabalza ¿Qué competencias para enseñar son prioritarias en ti? Menciona dos, y explica tu respuesta.

Usando el material de Zabalza, aparecen dos competencias muy interesantes: 5. Trabajar en equipo: y, 7. Informar e implicar a los padres.

El equipo de trabajo debe comprender tanto al maestro como a los alumnos, pero también, ha de buscarse que la familia, los padres del alumno, estén enteradas de lo que sucede en la escuela, de los avances de sus hijos y por supuesto, de los distractores que los desvían de la meta trazada.

5. ¿Cómo podrías reflexionar la propuesta de Tobón desde tu práctica docente.

Tobón establece que:

  • Los módulos son planes generales e integrativos de aprendizaje y evaluación, que buscan que los estudiantes desarrollen y/o afiancen una o varias competencias establecidas en el perfil académico profesional de egreso de un determinado programa, con base en el análisis, la comprensión y la resolución de un macroproblema pertinente, con un determinado número de créditos, recursos y asignación de talento humano docente. En el enfoque complejo, un módulo no es solo para mediar el aprendizaje de los estudiantes, sino que también establece pautas de acción y mejoramiento para los docentes que imparten el módulo (Tobón, 2008).

En la práctica, el alumno va en pos del conocimiento de manera global, necesita ir adentrándose en el todo para poder arribar a las partes que lo conforman. Si sólo logra el conocimiento de una de las partes, sin captar la esencia de lo que ha de buscar, pierde en el camino la oportunidad de descubrir por sí mismo ese conocimiento que se pretende darle ya digerido, en partes muy breves o tan breves como vaya marcando la necesidad laboral del educando.
 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada